Encyclopedia of Shinto Kokugakuin University
 main menu
  »New EOS site

  »Home

  »Foreword

  »Guide to Usage

  »Contributors & Translators

  

  »Movies List
 Links
AND OR

Home » Chapter introductions(Español) » Español
Capítulo 2: las divinidades (kami)
Al hablar del °»shintō°…, pensamos inmediatamente en la expresión °»ocho miríadas de kami°…, la cual indica que en el shinto existen numerosas divinidades. Es por eso que generalmente se le clasifica como politeísmo. Sin embargo, que existan muchas divinidades en el shinto no quiere decir que éstas estén desordenadas o que no posean ninguna genealogía. Más bien, tal como lo sugieren términos tales como °»definiciones y tipología de las divinidades°… o °»divinidades celestes amatsukami y divinidades terrestres kunitsukami°…, en este shintō calificado de politeísmo las divinidades se han ido clasificando tipológica o genealógicamente, y muchas de ellas poseen funciones o características que les permiten entrar en una única categoría.
A pesar de que las divinidades del shintō sean tan numerosas y estén en cierta medida relacionadas orgánicamente, las que forman la base y ocupan un lugar central en el shintō son las divinidades de los clásicos. No hace falta decir que las divinidades clásicas son aquellas que aparecen en los textos de la época antigua como el Kojiki, el Nihonshoki, el Kogo shūi, los Fudoki o el Man.yōshū. Empezando por Amaterasu Ōmikami, en estos textos aparecen una gran cantidad de ellas. Pero esto no quiere decir que todas las divinidades que aparecen en los textos clásicos tengan sus características, actividades y funciones claramente definidas. Por otro lado, las divinidades que son objeto de culto en los santuarios por parte de los grupos religiosos shintoistas no son verdaderamente muy numerosas. En esta parte, de entre las muchas divinidades que aparecen en los clásicos, hemos seleccionado cerca de doscientas, cuyas características y funciones están claras y que además son conocidas por el público en general. Presentaremos de forma sencilla los clásicos en los que aparecen dichas divinidades, y sus características y actividades entre otros. También examinaremos los casos difíciles que aparecen en los clásicos, tal como el de una misma divinidad que posee varios nombres particulares o comunes, o bien el caso confuso de varias divinidades diferentes con el mismo nombre. Ōkuninushi no kami es un ejemplo representativo del caso de la divinidad que posee varios nombres, entre los cuales figuran los de Ōnamuchi no kami, Ashihara no shikoo, Yachihoko no kami y Ōmononushi no kami. En el caso de varias divinidades con el mismo nombre se puede citar el del dios Ho no akari, quien aparece en el Nihonshoki como el hijo de Ninigi, y en el Izumo Fudoki como el hijo de Ōkuninushi. Dado que los nombres de las deidades de los textos clásicos son complicados, y que además dichos nombres incluyen la función del dios, hemos decidido describirlos para el lector de la forma lo menos confusa posible.
Es evidente que son las principales divinidades de los textos clásicos las que son objeto de fe y de culto en los ritos de los santuarios. Por otra parte, existen santuarios en los que se veneran divinidades que no aparecen en los clásicos, entre las cuales se pueden citar las almas de héroes, de justicieros o bien de las grandes figuras históricas como Sugawara Michizane. Sin embargo, preferiríamos que para estos últimos casos el lector consulte la sección 4 (Santuarios) o la sección 6 (Modos de creencia). Las que presentamos aquí como divinidades shintoistas que no aparecen en los clásicos son aquellas que proceden de diversas fusiones sincréticas con el budismo, el taoísmo o con la vía del Yin y el Yang, e incluso algunas divinidades populares que no tienen ningún nombre en especial. Entre las divinidades más representativas de estos sincretismos figuran nombres como Aragami, Gozu tennō o Zaō Gongen. A Aragami se la denomina también Sanbō Kōjin, y se trata de una divinidad del fuego o a veces de la tierra. Dentro del hogar se la venera como divinidad del fuego o del horno, y fuera de él, es considerada por el pueblo como una divinidad protectora de los campos o de la tierra. Probablemente, Aragami es el resultado de un sincretismo entre la creencia en Araburu kami, entidad que aparece en los textos japoneses de la época antigua, y la vía del Ying y el Yang, sincretismo que se habría extendido por las clases populares. Por otro lado, Gozu tennō es en India la divinidad protectora del templo de Gion, y en China la divinidad protectora contra las epidemias. Se le identifica con Susanoo no Mikoto, y ha pasado a ser una divinidad sincrética. Por último, Zaō Gongen es una divinidad que reúne aspectos del shintō y del budismo, porque a pesar de poseer una forma independiente en el Shugendo, se puede constatar claramente un sincretismo con la creencia en Mikumari no kami.
Estas divinidades sincréticas son también grosso modo divinidades populares, pero al margen de estas figuras mixtas, en esta sección hemos establecido una categoría intermedia a la que hemos llamado °»diversas divinidades populares°… dentro de la cual incluiremos y presentaremos divinidades cuyo culto popular está ligado estrechamente al hogar y a la tierra. Se trata entonces de divinidades del lugar, del clan, del hogar, de los mercados, y también de divinidades particulares como Ebisu, Daikokuten, el dios del horno o Shichifukujin. Esto también se refiere a las divinidades relacionadas con la producción y la cosecha, como por ejemplo las divinidades de los arrozales, las de los campos, las del mar y las de la artesanía.
"Establishment of a National Learning Institute for the Dissemination of Research on Shinto and Japanese Culture"
4-10-28 Higashi, Shibuya-ku, Tokyo, 150-8440, Japan
URL http://21coe.kokugakuin.ac.jp/
Copyright ©2002-2006 Kokugakuin University. All rights reserved.
Ver. ¶¬1.3