Encyclopedia of Shinto Kokugakuin University
 main menu
  »New EOS site

  »Home

  »Foreword

  »Guide to Usage

  »Contributors & Translators

  

  »Movies List
 Links
AND OR

Home » Chapter introductions(Español) » Español
Capítulo 7: doctrinas y conceptos básicos
Aquí explicaremos los conceptos y el vocabulario básicos del shintō. También veremos su doctrina y enseñanzas, así como los principales campos de investigación actuales. Dado que el shintō no es una religión creada por un personaje individual, no posee elementos tales como las enseñanzas de un fundador, ni nada parecido a revelaciones divinas. Sin embargo, lo que nos permite ordenar los conceptos fundamentales del shintō es, por un lado, el conjunto de nociones básicas que se pueden encontrar en la literatura clásica, empezando por el Kojiki y el Nihonshoki, y por otro lado la ética que ha ido formándose a lo largo de su historia. Fueron particularmente algunos de los miembros de la Escuela de Estudios Nacionales (kokugakusha), los que gracias a un proceso de investigación de los textos antiguos del shintō, descubrieron las enseñanzas y costumbres del Japón antiguo. Esto último fue el resultado de la intención de los kokugakusha de establecer una vía ideológica independiente para el Japón, diferente de la basada en las ideas importadas de China, las cuales habían tenido hasta entonces una gran influencia en los japoneses. La teología y enseñanzas del shintō actual han sido heredadas de la comprensión de los textos clásicos por parte de estos académicos.
Los conceptos fundamentales del shintō incluyen elementos como la noción de universo, de emperador, de nación, de mundo, de otros mundos, de ser humano, de alma, de historia Aunque es difícil ordenarlas y distinguirlas, hay un acuerdo general en cuanto a las relaciones de los diferentes términos básicos del shintō con cada una de estas nociones. Por ejemplo, términos como Cielo y Tierra, Pilar Celeste, Mundo Divino, Era de los Dioses o la Alta Planicie del Cielo están conectados con la noción de universo o de mundo. Igualmente, términos como kokutai (cuerpo nacional), shinkoku (país divino) o toyoashihara no mizuho no kuni se relacionan con la idea de nación. Aohitokusa y ōmitakara corresponden a la idea de ser humano. Y por otro lado, Aramitama (alma violenta), nigimitama (alma pacífica), sorei (almas de los ancestros), chinkonkishin (calmar el alma), se refieren a la idea de alma. El episodio de Tenson Kōrin (la bajada de los cielos del nieto de los dioses celestes), la idea de nakaima (el eterno presente) o el concepto de chōkoku (apertura de la Tierra) se relacionan con la visión histórica. También existe un vocabulario relativo a la ética o a la moral, que incluye nociones como kannagara (voluntad divina), kannarau (actuar en conformidad con los designios divinos), el respeto por los dioses y por los ancestros, la lealtad y la piedad filial, la sinceridad, la honestidad verdadera y otros. Lo que se buscaba con la sistematización de todas estas nociones era la creación de una doctrina shintō, aunque es necesario saber que en la formación de ésta última intervinieron en gran medida influencias teóricas budistas y confucianistas.
Los estudios modernos sobre el shintō avanzan actualmente en varios campos, los cuales se pueden dividir a grandes rasgos en doctrina, religión, historia, etnología y antropología. Es difícil esclarecer por dónde empezó la investigación académica sobre el shintō, pero lo que es seguro es que los que prepararon el terreno para dicha investigación fueron los académicos de la Escuela de Estudios Nacionales de la época Edo. La metodología desarrollada por esos académicos para el estudio de los textos clásicos estableció las bases de la investigación moderna sobre el shintō. Es por ello que en las investigaciones sobre el shintō realizadas a partir de la era Meiji, el primer campo que se desarrolló fue el de la filología. Pero muy pronto las ciencias históricas y religiosas se pudieron aplicar con éxito al estudio del shintō. Las principales bases institucionales de la investigación filológica y religiosa fueron el Kōten Kōkyūsho de Tokyo ou le Jingū Kōgakukan de Ise, al igual que el departamento de Estudios Religiosos creado en la Universidad de Tokyo en el año 38 de la era Meiji (1905). Considerado desde un punto de vista de las Ciencias Religiosas, en estas instituciones se podía apreciar un interés embrionario por saber qué lugar ocupaba el shintō entre las demás religiones, para lo cual se utilizaban estudios comparativos. Por otro lado, también fue naciendo un interés general por el shintō como fenómeno etnológico, y fueron Yanagita Kunio y Orikuchi Shinobu los personajes que realmente sentaron las bases significativas de la investigación etnológica. Dicha investigación empezará a florecer en el primer periodo de la época Showa.
En la posguerra hubo un aumento pasajero de los estudios críticos del denominado Shintō Estatal. En parte fue como reacción al hecho que antes de la guerra no había libertad para hacer estudios críticos del shintō ni del sistema imperial. Sin embargo, recientemente está aumentando la investigación histórica fundamental basada en el método de observación y verificación. Con respecto a los estudios religiosos, los resultados de la aplicación de los métodos de la mitología comparada occidental han dado lugar a una interpretación mitológica del shintō digna de mención. A una parte de ésta última se la debería más bien llamar antropológica, la cual está centrada en la interpretación figurativa de los mitos y los rituales. Los estudios arqueológicos no están aún tan desarrollados. Las investigaciones sobre el shintō por parte de los especialistas disminuyeron en gran medida después de la guerra. Sin embargo, como si esto fuese a la par con el hecho de que los estudios críticos sobre el shintō se fueron haciendo poco a poco más moderados, la investigación sobre el shintō basada en métodos de verificación fue mostrando progresivamente una tendencia al alza. Los estudios del shintō realizados por investigadores no japoneses comenzaron antes de la guerra, y aunque al principio consistían mayoritariamente en el estudio de los mitos, poco a poco fue apareciendo un interés por el shintō sectario. Recientemente están aumentando los estudios de los ritos shintoistas, y también de las actividades y doctrinas de las nuevas religiones y sectas nacidas del shintō.
"Establishment of a National Learning Institute for the Dissemination of Research on Shinto and Japanese Culture"
4-10-28 Higashi, Shibuya-ku, Tokyo, 150-8440, Japan
URL http://21coe.kokugakuin.ac.jp/
Copyright ©2002-2006 Kokugakuin University. All rights reserved.
Ver. 1.3